Libreta de viaje del médico de familia

Pradera

Meadow

DOI: 10.55783/rcmf.160309

José Luis Turabián Fernándeza y Benjamín Pérez Francob

Tutores de residentes de Medicina Familiar y Comunitaria

Centro de Salud Santa M.ª de Benquerencia de Toledo. Unidad Docente Multiprofesional de Atención Familiar y Comunitaria de Toledo. Toledo (España).

Centro de Salud Estación de Talavera de la Reina. Unidad Docente Multiprofesional de Atención Familiar y Comunitaria de Talavera de la Reina. Toledo (España).

Resumen

Estas historias de la LIBRETA DE VIAJE DEL MÉDICO DE FAMILIA, que forman una biblioteca del médico caminante o viajero emocional, son hojas sueltas en las que se escribe sobre paisajes y emociones; son un atlas de geografía emocional. La evocación de un paisaje ante la asistencia a un paciente —montañas, ríos, valles, playas, mares, desiertos, mesetas, islas, pantanos, cascadas, dunas, bosques, salinas, lagos, etc.—, con las sensaciones sentidas por el médico, de calor, frescor, humedad, dificultad, agobio, serenidad, inmensidad, soledad, etc. No es un diario, solo una libreta de apuntes con las vivencias del médico sobre los patrones y procesos de la consulta en un cierto caso clínico, que, a su vez, puede ilustrar un prototipo de esa clase de casos.

Abstract

These stories of THE FAMILY PHYSICIAN’S TRAVEL NOTEBOOK, which comprise a library of the nomadic doctor or emotional traveller, are loose-leaf pages with writings about landscapes and emotions. They are an emotional geography atlas. The suggestion of a landscape before treating a patient –mountains, rivers, valleys, beaches, seas, deserts, plateaus, islands, swamps, waterfalls, dunes, forests, salt marshes, lakes, etc.-, with the sensations felt by the doctor -heat, coolness, humidity, hardship, stress, serenity, vastness, loneliness, etc. It is not a journal, only a notebook with the physician’s experiences about the patterns and processes of consultation in a particular case study, which in turn may illustrate a prototype for these types of cases.

Es un bioma cuya vegetación predominante consiste en hierbas y matorrales. El clima es templado, entre semiárido y semihúmedo. Hay una estación cálida y generalmente una estación fría en invierno. En este ecosistema, las gramíneas, juncales y otras plantas de pastizal constituyen la vegetación dominante. En las praderas habitan grandes herbívoros y aves, además de una gran cantidad de flora. Las praderas pueden clasificarse como naturales, seminaturales y cultivadas.

Raquel es una chica de 18 años que trabaja de cajera en un supermercado. En su historia clínica solo hay visitas pediátricas (temas banales y controles de salud) y una consulta de hace 2 años por un traumatismo menor. Tiene solo estudios primarios.

Sus padres son atendidos también en la consulta. En la historia clínica del padre solo aparece un cólico renal, y en la de la madre, visitas por temas menores y los embarazos. Tienen tres hijos: Raquel, otra chica de 15 años y un chico de 13 años, sin problemas médicos.

Raquel entra como vergonzosa, con cierta ansiedad, incómoda, tensa y algo seria.

—¿Qué te pasa? —le pregunta el médico.

—Vengo a que me recete anticonceptivos —contesta, y añade—: Y a que me diga algo.

Leves ondulaciones y muy suaves hierbas… Olor verde y fresco… a hierba y a verano…

—¿Tienes relaciones sexuales?

—Últimamente, sí. Tengo novio desde hace dos meses…

Raquel ha mantenido relaciones con una frecuencia de una o dos veces por semana en el último mes.

—Mis amigas mantienen relaciones… y usan preservativos, pero ellas no tienen novio. Podría hablar del tema con mi madre, pero no lo veo prioritario… Soy una mujer adulta y puedo decidir por mí misma. Además, estoy decidida a irme a vivir con mi novio en cuanto encuentre trabajo… Él ha trabajado en una frutería, pero no le renovaron el contrato… No, no pensamos casarnos ahora… Somos muy jóvenes.

La pradera llena de hierbas y flores blancas que perfuman el aire con ese olor a campo.

—Tengo miedo de quedarme embarazada… Pero… también he oído que la píldora produce cáncer o que luego deja estéril..., y yo quiero tener hijos más adelante... […]. ¿Cómo tengo que tomar las pastillas… […]? Si se me olvida, ¿qué pasa...? […] ¡No se lo diga a mis padres!

Los suelos de las praderas son muy fértiles. La escasez de lluvias evita la disolución de los nutrientes de los suelos y la ausencia de la masa arbórea permite que la hierba produzca un mantillo de especial riqueza orgánica.

El médico ve el manto verde de la pradera, que está vivo y en constante evolución, crecimiento, cambio y reproducción…, siguiendo los ritmos naturales de los cambios de estaciones… En primavera, una explosión de color y flores; en verano, es una variada mezcla de verdes que, en otoño, son aún más fuertes y, en invierno, se duermen bajo un color más pardo.

En medio del verde, los árboles dan sombra de trecho en trecho…, y diminutas flores silvestres inundan la pradera.

Rev Clin Med Fam. 2023; 16 (3): 293-294