Ir a Inicio
 
Rev Clin Med Fam. Vol. 9. Núm. 3 - 01 de octubre 2016
Un paciente con...
Enfermedad de moyamoya

 

 

Enfermedad de moyamoya

 

Eva Buller Viqueiraa, Celia Luzuriaga Riverab y María Gema Soler Cifuentesc

 

a Médico de Familia. Centro de Salud  Virgen de la Oliva. Véjer de la Frontera, Cádiz. (España).

b Enfermera. Centro de Salud de Barbate. Barbate, Cádiz. (España).

c Enfermera. Centro de Salud  Virgen de la Oliva. Véjer de la Frontera, Cádiz. (España).

 

Correspondencia: Eva Buller Viqueira. Centro de Salud Virgen de la Oliva. Avda. Andalucía, 8. C.P. 11150 – Véjer de la Frontera. Cádiz. (España).

 

Correo electrónico: miji_77@yahoo.com

 

Recibido el 14 de diciembre de 2015.

Aceptado para su publicación el 17 de marzo de 2016.

 


 

RESUMEN

La enfermedad de moyamoya es una arteriopatía estenosante progresiva que implica la circulación cerebral y que predispone a accidentes cerebrovasculares. Presentamos el caso de un varón con diagnóstico de enfermedad de moyamoya, su evolución hasta la actualidad y repasamos la bibliografía.

 

PALABRAS CLAVE: Enfermedad de Moyamoya. Angiografía cerebral. Enfermedades Vasculares.


INTRODUCCIÓN

 

La enfermedad de moyamoya es una enfermedad rara, idiopática, que consiste en una arteriopatía estenosante y progresiva que implica la vascularización arterial cerebral colateral y provoca accidentes isquémicos transitorios y síncopes entre otros signos y síntomas.

 

CASO CLÍNICO

 

Presentamos el caso de un varón de 20 años, natural de Bolivia. Parto prolongado por desproporción pélvico-cefálica que precisó cesárea. Desarrollo psicomotor normal hasta los 6 años de edad, cuando sufrió una debilidad brusca en el hemicuerpo derecho por ictus hemisférico izquierdo y, como secuela, una hemiparesia derecha residual. Con 11 años (2006) viajó a España, donde reside actualmente. Con 15 años (2010) ingresa derivado desde nuestro servicio de atención primaria por desviación de la comisura bucal derecha y disartria de semanas de evolución, siendo informada la tomografía axial computarizada (TAC) como lesión hipodensa que orienta a un área de encefalomalacia residual secundaria a una lesión previa (isquémica, hemorrágica o de otra etiología). La resonancia nuclear magnética (RNM) viene informada como lesión isquémica cortical en la arteria cerebral media (ACM) derecha, lesión isquémica profunda en la ACM y arterias carotídeas anteriores (ACAs) (figura 1). Se intuyen estenosis muy marcadas de los vasos principales a nivel de la circulación anterior del polígono de Willis (arteria carotídea interna y ACMs); y en la angiografía se observan hallazgos compatibles con enfermedad de moyamoya tipo IV según la clasificación de Suzuki (figura 2). Tratan al paciente con ácido acetilsalicílico 100 mg y omeprazol 20 mg. Se programa intervención quirúrgica y se realiza arteriodurasinangiosis bilateral para mejorar colaterales sin complicaciones inmediatas. En 2011 presenta ictus isquémico en territorio de la ACM izquierda con disfasia motora y hemihipoestesia derecha que recuperó prácticamente por completo al alta. Todo esto es conocido por nuestro servicio tras su alta.

 

 Figura 1. RNM donde se visualiza un área de baja intensidad en el lóbulo parietal derecho que demuestra la lesión isquémica

 

Figura 2. Angiografía que demuestra las neoformaciones vasculares o vasos de moyamoya

 

Hasta la fecha el paciente est&aacu

 

 

Buscar en
Rev Clin Med Fam:
   
    info@revclinmedfam.com